5 consejos para combatir el agotamiento emocional en vacaciones

13/08/2020

Madrid, 13 de agosto de 2020. Las vacaciones son un buen momento para liberarnos del estrés y enfrentarnos al agotamiento emocional: ese sentimiento de estar constantemente abrumado, sobrepasado y con una sensación bastante real y «objetiva» de estar fatigados mentalmente. La fatiga o falta de energía es uno de los principales síntomas que manifiesta el estrés, según datos extraídos del II Estudio de Salud y Vida de Aegon. De hecho, el 42,7% de los españoles señala que padece fatiga cuando está estresado, siendo esta cifra superior (49,5%) en aquellos casos en los que las personas sufren estrés habitualmente. 
 
Casi el 93% de las personas que afirma tener estrés habitualmente también percibe que este tiene un efecto negativo en su estado de salud. "Uno de estos efectos es la sobrecarga mental, que puede manifestarse de muchas maneras, como cansancio físico, baja motivación, falta de atención, pérdidas de memoria e hipersensibilidad" asegura el Dr. Alvar Ocano, gerente médico de Aegon. "En muchas ocasiones tendemos a tener la creencia de que el único cansancio posible es el físico y eso nos lleva a no reconocer esta situación, algo que sin duda ralentiza el proceso de recuperación hacia un correcto bienestar emocional. Además, existe un abundante cuerpo de estudios  que señalan que el estrés permanente es un factor mayor que contribuye al aumento de la morbilidad y mortalidad de la población".
 
Cuidar de nuestra salud y bienestar emocional es primordial para saber afrontar estas situaciones, por eso, en el Día Mundial de la Relajación, los expertos de salud de Aegon han preparado una serie de consejos que nos permitirán enfrentarnos a la fatiga emocional estas vacaciones y preparar nuestra mente para la vuelta al trabajo:
 
Únete al mindfulness
Puede parecer evidente, pero parar y desconectar es completamente necesario. De hecho, el 22% de los españoles realiza ejercicios de meditación y/o relajación como remedio contra el estrés, según el II Estudio de Salud y Vida de Aegon. "Realizar ejercicios de relajación nos ayuda a mejorar nuestra capacidad de control mental y a gestionar nuestras emociones" afirma el Dr. Alvar Ocano. 


El mindfulness nos ayuda a gestionar mejor nuestras emociones y nos da herramientas para desconectar de lo que produce tensión. Además, se ha demostrado su utilidad en enfermedades como la hipertensión, el dolor crónico, la diabetes, el cáncer y algunos trastornos autoinmunes. El verano es un buen momento para unirnos a esta práctica ya que se puede practicar en cualquier momento y lugar.
 
Duerme entre 7 y 8 horas
El descanso es fundamental para nuestra mente y reponer energía. "Si una persona no duerme lo suficiente o no descansa bien, es posible que desarrolle sintomatologías como irritabilidad, estrés, falta de coordinación, deficiencia de atención y fallos de memoria, entre otros" dicen el experto de Aegon.
La cantidad y la calidad del sueño influyen en nuestra salud física y emocional. En este sentido, se recomienda descansar entre 7 y 8 horas, sin abusar de las siestas de más de 30 minutos a lo largo del día.
 
El verano es un buen momento para resetear nuestra rutina del sueño. Si nos cuesta dormir, los expertos recomiendan: 

  • alejarnos de todas las actividades que interfieran en el sueño (como el uso de los móviles y pantallas azules antes de dormir); 
  • realizar ejercicio diario al menos 3 horas antes de dormir (como paseos por la playa); 
  • practicar ejercicios de relajación o baños de agua templada; procurar descansar en espacios ventilados y con poca luz; y 
  • evitar las comidas copiosas antes de irse a la cama, entre otros.

 
La multitarea nunca funciona
En muchas ocasiones nos encontramos tan sobrepasados que tratamos de hacer más de una cosa a la vez con la intención de poder hacer todo cuando antes. Intentar concentrarse en más de una tarea a la vez agota a nuestra mente. Por ello, es importante establecer prioridades de manera realista para dejar de exigirle a la mente que rinda al máximo en múltiples tareas al mismo tiempo. 
Tómate tu tiempo estas vacaciones para reordenar tus prioridades de cara a la vuelta al trabajo y a la rutina diaria.
 
Evita la sobre estimulación
Aprovecha para desconectar de la hiperconectividad a la que esta sometida tu mente a diario. Nuestra atención, a menudo, se ve supeditada al ritmo que impone la tecnología, dando saltos constantes entre diferentes estímulos. Para solucionar esto es importante que no sea tu entorno el que dirija tu atención, sino que tu mismo seas el encargado de elegir en qué se enfoca tu mente. 
Cada actividad tiene su momento y es importante no confundirlos, de esta manera seremos capaces de entrenar nuestra conciencia plena y ser más felices, tanto en nuestra vida personal como profesional.   
 
Disfruta y diviértete
El verano es una época para disfrutar del buen tiempo y de las vacaciones en familia y con amigos. Sentirnos queridos y disfrutar de los buenos momentos nuestros seres queridos nos ayuda a evitar trastornos psicológicos, como depresión, ansiedad y estrés. "Cuando nos rodeamos de personas a las que apreciamos y queremos, liberamos "oxitocina", la hormona ¿de los abrazos", que nos ayuda a reducir el dolor y la ansiedad, a la vez que aumenta nuestra energía y fortalece nuestro sistema inmune" puntualiza el Dr. Alvar Ocano.
 
Además, durante las vacaciones podemos realizar actividades físicas, como salir a montar en bici, pasear por el campo o nadar en la playa. La práctica deportiva nos alude del aburrimiento y de la falta de actividad física que, generalmente, conllevan la aparición de conductas poco saludables y nos impide olvidarnos del estrés. "Hacer ejercicio, cualquier tipo de ejercicio según la Mayo Clinic, ayuda no solo a reducir las hormonas del estrés, como la adrenalina o el cortisol, sino que provoca la producción de endorfinas, lo más similar a una droga para mejorar el ánimo y reducir el dolor físico de forma natural. De esta manera, el deporte te hará sentirte mejor y desconectar la mente de los problemas del día" comenta el experto de Aegon. "Algunos estudios parecen mostrar que hacer una hora de deporte semanal ayuda a prevenir la depresión, así que, aunque sea a dar un paseo cada día tendrá un impacto positivo incomparable en tu salud mental".
 
Estos consejos son herramientas para ayudarnos a enfrentar el cansancio y la fatiga emocional. No obstante, en caso de que la situación persista, los expertos de Aegon aconsejan acudir a un profesional para solicitar ayuda. 

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos, de personalización y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas).

Consulta nuestra Política de cookies para más información.

Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar" o configurarlas o rechazar su uso clicando en "Leer más". Después de aceptar no volveremos a mostrar este mensaje.