¿Qué es una exclusión en un seguro?

Al contratar cualquier tipo de seguro es muy importante conocer cuáles son las coberturas que están incluidas pero, también, cuáles son las exclusiones que forman parte de la póliza. Las exclusiones en seguros son todas aquellas condiciones o circunstancias que no están incluidas en el contrato de seguro y que, por tanto, hacen que no surtan efecto las coberturas del seguro.

 

Exclusión de seguros

Las exclusiones de las pólizas de seguros son aquellas condiciones o cláusulas en lo que se describen los límites máximos de las coberturas o los riesgos que no están cubiertos y todas las compañías aseguradoras las incluyen en sus condiciones. Se pueden consultar en la póliza.

Es obligatorio que las aseguradoras entreguen al tomador el documento en el que aparecen las exclusiones bien detalladas para que, en el futuro, se eviten problemas y malentendidos que puedan perjudicar a los asegurados.

 

Exclusiones en el seguro de salud

Al contratar un seguro de salud, las aseguradoras hacen que los asegurados rellenen un cuestionario de salud y, de ser necesario, pasen una revisión médica. Esto es, precisamente, para valorar los riesgos de la persona que se va a asegurar y detectar si existen patologías o enfermedades preexistentes.

Cuando se trata de enfermedades graves o que supongan un riesgo para la aseguradora, las compañías pueden rechazar la contratación de la póliza o, en algunos casos, asumir los riesgos pero estableciendo unos periodos de carencia.

Las exclusiones más comunes en salud suelen ser los tratamientos ortopédicos, los tratamientos dentales, las gafas, los aparatos auditivos, los medicamentos, los tratamientos estéticos, los tratamientos derivados de posibles adicciones como las drogas, el alcohol o el tabaco o las enfermedades psicológicas o psiquiátricas.

 

Las principales exclusiones en los seguros de salud son:

  • Vacunas
  • Prótesis
  • Hospitalizaciones psiquiátricas
  • Psicoanálisis
  • Cirugía estética
  • Medicamentos
  • Interrupción voluntaria del embarazo
  • Partos a domicilio
  • Trasplantes
  • Cirugía refractiva, como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo.

 

Exclusiones en el seguro de vida

Es importante conocer también cuáles son las principales exclusiones de la póliza de un seguro de vida. Aunque cada compañía puede dictaminar cuáles son sus condiciones, las más comunes son:

  • El suicidio.
  • El fallecimiento del asegurado si este se ha producido de forma intencionada por parte de uno de los beneficiarios de la póliza.
  • Fallecimiento provocado por actos delictivos del propio asegurado.
  • Si el fallecimiento se produce cuando el asegurado está bajo los efectos del alcohol y supera los límites legales de la tasa de alcoholemia.
  • Fallecimiento provocado por los efectos de cualquier tipo de droga, ya sea legal o ilegal.
  • Si el fallecimiento se produce como consecuencia de una enfermedad o accidente sucedido con anterioridad a la fecha de contratación de la póliza de vida.
  • Fallecimiento por la práctica de deportes de riesgo, como el salto en paracaídas, por ejemplo.

 

Exclusiones en el seguro de hogar

Las pólizas de seguro del hogar también tienen ciertas exclusiones a tener en cuenta y que, por norma general, los tomadores no suelen tener presentes. Esto provoca que, llegado el momento en el que se produce el siniestro, se lleven a cabo reclamaciones que no sean atendidas por la compañía aseguradora. Así que es muy importante conocer cuáles son antes de firmar la póliza.

Las más comunes son:

  • Daños provocados por instalaciones en malas condiciones.
  • Daños o robo de los objetos que se encuentren en el exterior.
  • Daños provocados por viento, lluvias o nieve. Sobre todo si la fuerza del viento supera los 120 km/h o no llega a los mínimos establecidos.
  • Daños provocados por atascos en tuberías.
  • Incendios provocados por el tomador de la póliza.
Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros necesarias para proporcionar nuestros servicios y mejorar y personalizar tu experiencia y seguridad durante la navegación, según se detalla en nuestra Política de cookies.

Personaliza y habilita las cookies seleccionando la opción Configurar.

También puedes deshabilitar todas las cookies opcionales que no afecten al servicio.

Selecciona Aceptar para confirmar que has leído y aceptado la información presentada y podemos activarlas.