¿Qué es la prima de un seguro?

¿Qué es la prima de un seguro?

La prima de un seguro es la cantidad económica que debe pagar el tomador a la compañía en la que ha contratado su póliza con el fin de poder beneficiarse de las coberturas que se establezcan en ella.  

¿Qué es la prima de un seguro? 

Cuando se lleva a cabo la contratación de cualquier tipo de seguro, el tomador de la póliza debe satisfacer los pagos acordados con la compañía. Así éste garantiza poder beneficiarse de los servicios y coberturas acordadas por ambas partes en contrato.  

Por tanto, el pago de la prima es la contraprestación a los servicios que la compañía aseguradora ofrece al asegurado durante el plazo de tiempo determinado.  

Su valor dependerá del tipo de riesgo asegurado y es siempre fijada de antemano por la compañía de seguros. El mismo debe ser suficiente para que la aseguradora pueda hacer frente al riesgo asegurado, calculando que no todos los asegurados van a necesitar la cobertura.

 

¿Cómo se calcula la prima de un seguro? 

 

El coste de la prima de seguro varía en función de las diferentes pólizas existentes y las coberturas que engloben. Y es que el coste va en función de los riesgos que asume la compañía por cada asegurado. Pudiendo tener en cuenta la edad, la probabilidad de sufrir un siniestro, los datos estadísticos…  

La parte principal del coste se denomina prima pura, que significa el coste real del riesgo asumido por el asegurador, sin tener en cuenta sus gastos de gestión. A medida que se añaden otros gastos, la prima se denomina de otras formas, prima de inventario (añadiendo los gastos de administración), prima de tarifa (añadiendo los gastos de gestión externa) y por último la prima total en la que se incluyen impuestos y otros conceptos como las cantidades destinadas al consorcio de compensación de seguros.

A la cantidad restante de este cálculo se le llama prima de riesgo, a la cual hay que sumarle el resto de primas o recargos mencionados anteriormente para saber cuánto debe pagar el tomador.

  • Recargo de seguridad. Se destinará a cubrir las desviaciones aleatorias desfavorables de la siniestralidad esperada 
  • Recargos para gastos de gestión. Se destinará a cubrir gastos de administración y de adquisición, incluidos entre estos últimos los de mantenimiento del negocio 
  • Recargo para beneficio o excedente. Se destinará a remunerar los recursos financieros e incrementar los fondos propios de la entidad. 
  • Impuestos y recargos complementarios: impuestos sobre primas de seguros y recargos establecidos en favor del Consorcio de Compensación de Seguros y de la Comisión Liquidadora de Entidades Aseguradoras y de los demás tributos que recaigan directamente sobre la prima. 

 

Un ejemplo es el caso de los seguros de vida, donde se tienen en cuenta dos variables. Por un lado, de tablas biométricas que reflejan las probabilidades de muerte y supervivencia de un colectivo de personas en función de la edad. En ellas, se puede observar el número de personas que superan una determinada edad.

A estas se añaden las probabilidades, teniendo en cuenta las tablas anteriores, se calculan las probabilidades de muerte o supervivencia que son necesarias para el cálculo de la prima. Y combinando ellas por supuesto la cantidad que queremos asegurar. Con todo ello y a través de una compleja fórmula, quedará la prima. Todo ello hace lógico que cuanto más jóvenes, más barato sea un seguro de vida ya que las probabilidades de supervivencia son mucho mayores.

 

¿Cuáles son los tipos de prima? 

Los tipos de prima van en función de diferentes tipologías; 

Según el periodo de cálculo y la forma de pago:  

  • Prima fraccionaria: calculada para un tiempo menor de un año. 
  • Prima fraccionada: calculada en periodos anuales pero que el tomador debe abonar en pagos periódicos más reducidos. 
  • Prima anual: calculada por doce meses y abonada por el tomador en un solo pago. 
  • Prima única: el tomador hace un solo pago por el importe total calculado que deberá satisfacer, pero el plazo de vigencia de las coberturas es superior a un año. 

 

Según el coste económico durante la vigencia de la póliza contratada:  

  • Prima fija: permanece invariable a lo largo de toda la vida de la póliza. 
  • Prima variable: cuando la circunstancias previstas pueden suponer un importe distinto previsto. En este caso quedará constancia en el contrato. 

 

En función al riesgo: 

 

  • Prima natural: muy común en los seguros de vida, ya que como éstos se contratan de forma anual van sufriendo un crecimiento con el paso de los años, debido al aumento de la probabilidad de muerte del asegurado. 
  • Prima nivelada: es la que permanece fija e invariable durante toda la vigencia del riesgo a asumir durante toda la vida del seguro contratado. 
  • Prima creciente: para las pólizas que tienen un aumento sucesivo en el importe a pagar a medida que va pasando el tiempo. 
  • Prima decreciente: para aquellas pólizas que van disminuyendo el importe a satisfacer con el paso del tiempo. 

 

Según la anualidad en que se satisface: 

 

  • Prima inicial: el importe a satisfacer en el momento de la firma del contrato para que entren en vigor las coberturas. 
  • Prima sucesiva: son los tipos de prima que se van abonando, por parte del tomador, a lo largo de toda la vigencia del seguro. Se diferencia de la prima inicial en que es probable que éstas sean de un importe superior.  
  • Prima anticipada: este tipo de primas es para las pólizas contratadas para varios ejercicios. Suelen ser más frecuentes en los seguros de vida y conllevar una bonificación de descuento. 

 

¿Cómo se paga la prima de seguro?

La fórmula más tradicional de pago es la de la prima periódica. Se paga a plazos regulares durante la duración de un seguro. Si el tope del seguro de vida es hasta que se alcance una cierta edad, hasta su vigencia se cobrará anualmente. 

Pero también en muchas ocasiones se permite fraccionar en periodos más cortos, es la denominada prima fraccionada, que permite al asegurado pagar mensual o trimestralmente, por ejemplo, su prima de seguro.

En el lado contrario están los seguros de prima única. A través de ellos, mediante un único pago se satisface la totalidad de la prima para toda la duración del seguro.

 

¿Cuándo se realizan los pagos?

El primer pago se efectúa en el momento de contratación del seguro. Los siguientes pagos se realizarán al vencimiento de la póliza, permitiendo, en el caso de que no se pague, contar con un mes de gracia para efectuar el pago de la prima. En cuanto se efectué el pago de la prima, la cobertura del seguro tendrá efecto en 24 horas.

La normativa establece un plazo máximo de seis meses desde el vencimiento para que el asegurador pueda exigir del tomador del seguro el pago de la prima del período en curso, transcurridos los cuales sin mediar el requerimiento judicial, se tendrá el contrato por extinguido automáticamente.

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros necesarias para proporcionar nuestros servicios y mejorar y personalizar tu experiencia y seguridad durante la navegación, según se detalla en nuestra Política de cookies.

Personaliza y habilita las cookies seleccionando la opción Configurar.

También puedes deshabilitar todas las cookies opcionales que no afecten al servicio.

Selecciona Aceptar para confirmar que has leído y aceptado la información presentada y podemos activarlas.