¿Qué seguro de hogar contratar?

Existen diferentes tipos de seguros de hogar que ofrecen, cada uno de ellos, sus propias coberturas. Algunos son más básicos y otros más completos, orientados a propietarios o a inquilinos, con primas más elevadas o económicas… Pero para saber qué seguro de hogar contratar es imprescindible centrarse en las necesidades de cada vivienda y persona.

Todo seguro de hogar debe contar con unas coberturas mínimas que garanticen la seguridad y tranquilidad del titular ante un siniestro que pueda producirse en la vivienda y de ahí ir ampliándolas en función de lo que esta requiera.

 

¿Qué debe tener un buen seguro de hogar?

Para contratar un buen seguro de hogar este debe contar, como mínimo, con las coberturas básicas que por ley se regulan. Pero, además, debe incluir también aquellas coberturas específicas que se consideren necesarias en cada caso para poder proteger adecuadamente la vivienda que se está asegurando.

Puede tratarse de un seguro básico o uno multirriesgo como los que ofrecemos en Aegon Seguros, donde además todos nuestros clientes cuentan con la tranquilidad de estar protegidos por una gran compañía con más de 170 años de experiencia.

Entre las coberturas básicas no puede faltar la responsabilidad civil, los daños del continente y del contenido o la defensa jurídica, por ejemplo. Y otros factores imprescindibles son que la compañía aseguradora ofrezca asistencia 24 horas, robo o roturas.

 

Cómo elegir un seguro de hogar 

Como hemos dicho, para saber qué seguro de hogar contratar hay que basarse en las necesidades concretas de cada vivienda y titular del seguro. Ya que puede tratarse de un seguro para propietarios, para inquilinos, para segundas residencias…

Pero, además, para seleccionar el seguro de hogar más adecuado es imprescindible tener en cuenta lo siguiente:

  • Las coberturas básicas y complementarias que la compañía ofrece, puesto que en cada una, y en cada póliza, pueden variar, siendo más o menos amplias. Esto también puede influir en la cuota a pagar. 
  • Llevar a cabo una correcta valoración del continente y del contenido para evitar infravalorar o sobrevalorar el seguro. No por sobrevalorarlo, en caso de incidente, la indemnización será mayor. Y en el caso contrario, no se cubrirían todos los gastos. 
  • La responsabilidad civil, y su cuantía garantizada, son muy importantes. Es posible que se puedan ocasionar daños a terceros de forma no intencionada. Por tanto, conocer el límite que ofrece la compañía en este sentido, es fundamental. 
  • Conocer las exclusiones y aceptarlas o no es otro de los pasos imprescindibles para contratar un seguro de hogar. Y es un punto al que hay que prestarle especial atención, puesto que una carencia supone no contar con unas coberturas específicas durante un plazo de tiempo en concreto, y una exclusión supone no estar cubierto en lo que se haya determinado. 
  • El plazo de comunicación de siniestros es importante también. Si se incumple, el asegurador puede reclamar daños y perjuicios al asegurado, como establece la Ley del Contrato de Seguros en su artículo 16. Por norma general, salvo que en la póliza se haya establecido un plazo mayor, cualquier siniestro debe comunicarse en un plazo máximo de 7 días desde el momento en el que se ha tenido conocimiento de él. 
  • Los daños eléctricos suelen estar incluidos por defecto en las pólizas, pero es importante conocer y aceptar los términos en los que se ofrece la cobertura. Es decir, el asegurado debe saber exactamente cuál es el límite de la indemnización, cuáles son las exclusiones por antigüedad, en qué casos no se recibe la cobertura y, también, cuál es la exclusión de importe mínimo del objeto dañado.

Preguntas relacionadas

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos, de personalización y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas).

Consulta nuestra Política de cookies para más información.

Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar todas" o configurarlas clicando "Configurar Cookies". Después de aceptar no volveremos a mostrar este mensaje.