Continente y contenido en un seguro de hogar

El continente y el contenido de un seguro de hogar es uno de los aspectos claves a la hora de contratar una póliza. Es muy importante valorarlos bien para que el cálculo de la cuota a pagar sea la correcta y, en caso de producirse un siniestro, las coberturas se hagan cargo de todo lo necesario.  

 

Diferencia entre continente y contenido en un seguro de hogar 

La diferencia entre continente y contenido en un seguro del hogar se basa, a grandes rasgos, en los elementos que conforman el hogar. Mientras que el continente agrupa aquellos elementos que forman parte de la estructura del inmueble, el contenido está conformado por aquellos otros elementos que se encuentran en el interior del inmueble.  

 

Continente  

El continente son todos aquellos elementos que forman parte de la propia estructura de la construcción, como son los suelos, las paredes, los techos, las puertas, las tuberías, las instalaciones eléctricas, las ventanas, las persianas…  

 

Contenido 

El contenido, por el contrario, son todos aquellos elementos que están en el interior del inmueble y que han sido depositados por iniciativa del asegurado, como, por ejemplo, los electrodomésticos, mobiliario, dispositivos electrónicos, joyas, ropa… 

 

De forma coloquial, para que todo el mundo pueda entender de forma rápida y sencilla a qué se refiere cada término en concreto, se suele describir del siguiente modo: Si se pudiera coger el inmueble y se le diera la vuelta, el contenido sería todo aquello que caería, mientras que el continente quedaría en el mismo lugar.  

 

Calcular continente y contenido del seguro de hogar 

 

Es fundamental calcular el continente y contenido de un seguro de hogar de la forma más correcta y precisa para evitar el sobreseguro o el infraseguro. 

El sobreseguro es cuando se determina un valor por el contenido o continente por encima del real, lo que conlleva a una prima más elevada de lo que realmente tocaría pagar, pero acceso a las mismas prestaciones. 

El infraseguro, por su parte, es cuando el valor establecido para el contenido o continente es inferior al que debería ser, lo que provocaría que, en caso de siniestro, las coberturas no sufragarían la totalidad de los costes, puesto que el valor contratado sería el máximo al que se podría acceder.  

Por tanto, para calcular el valor de cada uno de ellos de la forma adecuada se debe hacer del siguiente modo: 

 

  • Cálculo del valor del continente 

Para calcular el valor del continente para un seguro de hogar es necesario multiplicar los metros cuadrados del inmueble por el coste de construcción.  

En la mayoría de los casos, las compañías aseguradoras tienen acceso al catastro, por lo que ya disponen de los datos suficientes para realizar el cálculo del continente. 

En muchas ocasiones es difícil poder acceder a estos datos y el cálculo resulta bastante complejo, por lo que es conveniente aportar a la aseguradora los siguientes datos para que se pueda realizar correctamente: 

 

  • Tipo de vivienda. Es decir, si es un bajo, un ático, un piso intermedio, una casa… 
  • Año de construcción 
  • Metros cuadrados construidos 
  • Calidad de la vivienda 
  • Cuál es su uso habitual 
  • La ubicación exacta 

 

  • Cálculo del valor del contenido 

Por otro lado, el cálculo del contenido para un seguro de hogar debe llevarse a cabo a través de un inventario completo y actualizado de todos los enseres, muebles y electrodomésticos que hay en el interior. Y, de este modo, llevar a cabo una estimación aproximada del valor económico que ello supondría. 

Es aconsejable, también, hacer inventario y notificar a la aseguradora de las joyas u obras de arte que se encuentran en el interior de la vivienda.  

 

Otras dudas relacionadas con el seguro de hogar 

5 preguntas relacionadas

  • ¿Cuántos seguros de vida se pueden tener? LEER MÁS

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos, de personalización y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas).

Consulta nuestra Política de cookies para más información.

Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar todas" o configurarlas clicando "Configurar Cookies". Después de aceptar no volveremos a mostrar este mensaje.