¿Qué cubre el seguro de hogar?

El seguro de vivienda es imprescindible para poder hacer frente a cualquier incidente que se produzca en el hogar o que se pueda llegar a ocasionar a terceros. Pero, como en todas las pólizas, hay que saber exactamente qué cubre el seguro de hogar que se tiene contratado para no encontrarse con sorpresas futuras, puesto que estas pueden variar en función de la compañía aseguradora y de la propia póliza.

 

Coberturas esenciales de todo seguro de hogar

En el mercado existen múltiples seguros disponibles para los clientes. Cada uno de ellos tiene sus coberturas, sus precios y sus particularidades, como por ejemplo el Seguro de Hogar Aegon, que ofrece la máxima protección para tu hogar.

En España la normativa que regula los seguros es la Ley 50/1980 de 8 de octubre de Contrato de Seguro, y en ella se especifica qué cubre un seguro de hogar básico y lo que hay que tener en cuenta por parte del asegurador y del propio asegurado. Por ello, antes de contratar cualquier póliza es importante resolver cualquier duda que se tenga con el asesor puesto que algunas de las coberturas cuentan con exclusiones que hay que tener en cuenta.

Las coberturas básicas son:

  • Cobertura de incendios
  • Daños por desastres meteorológicos
  • Robo y desperfectos causados por el propio robo
  • Goteras
  • Escapes de agua
  • Responsabilidad Civil

 

Cosas que cubre un seguro de hogar y no sabías

Existen algunas cosas que cubre un seguro de hogar y no sabemos, normalmente porque el asegurado no forma parte del mundo de los seguros o tampoco para a leer todo el contrato por entero.

Por ello, a continuación, te explicamos algunas de ellas:

  • Los alimentos refrigerados que se estropeen por falta de suministro eléctrico no provocado por el asegurado también están cubiertos y la compañía tiene estipulada un cuantía en concepto de indemnización para poder reponerlos.
  • En determinados seguros, el robo fuera del , siempre y cuando sea con violencia o intimidación, también está cubierto por el seguro de hogar, dando garantía a bienes, objetos personales o dinero. También, en seguros más completos, podría incluirse el robo con fuerza sobre las cosas y el hurto sin existir violencia.
  • Cobertura para las dependencias anexas al hogar, como por ejemplo trasteros o garajes. Algunas compañías consideran que lo que haya en estos lugares forma parte del contenido asegurado.
  • Ayuda en el mantenimiento o bricolaje del hogar. Ya sea desde cambiar un enchufe o colgar una lámpara. Cada compañía aseguradora establece sus límites, pudiendo llegar a cubrir el desplazamiento, la mano de obra y hasta los materiales.

 

Qué no cubre un seguro de hogar

 Y, al igual que existen coberturas que se desconocen en los seguros de hogar, también hay ciertas situaciones que no están cubiertas. Y que, por supuesto, también es importante conocer.

Algunos ejemplos serían: 

  • Los llamados accidentes de fumador o daños por quemaduras de un cigarrillo quedan fuera de cobertura. Sí estaría cubierto el caso de un incendio provocado por un cigarrillo.
  • La falta de mantenimiento en las instalaciones del hogar da lugar, también, a que el seguro no se haga responsable de cubrir ni los daños ni el coste de la reparación.
  • El robo con violencia o intimidación fuera de la vivienda forma parte de lo que cubre un seguro del hogar, pero si se trata de un hurto podría no formar parte de la cobertura (según la gama de la póliza) y, por tanto, el seguro no se hará .

Preguntas relacionadas

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos, de personalización y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas).

Consulta nuestra Política de cookies para más información.

Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar todas" o configurarlas clicando "Configurar Cookies". Después de aceptar no volveremos a mostrar este mensaje.