¿Qué ocurre si fallece el tomador de un seguro de vida?

El tomador de un seguro de vida es la persona que contrata la póliza, pero no tiene porqué ser el asegurado de la misma.

Por tanto, si se produce el fallecimiento del tomador de un seguro de vida, sólo existen dos opciones; por un lado la cancelación de la póliza y, por otro, que el beneficiario sea quien pase a ser el nuevo tomador.

 

¿Qué pasa si fallece el tomador de un seguro de vida?

Por norma general, el tomador de un seguro de vida suele ser el asegurado de la misma. Pero esto no siempre tiene que ser así, pues cabe la posibilidad de que una persona contrate un seguro de vida en favor de otra.

Si fallece el tomador de un seguro de vida, y éste es el propio asegurado, los beneficiarios designados reclamarán el pago de la indemnización pactada y, una vez ejecutado, la póliza se cancelará.

Pero si el tomador es una persona distinta a la asegurada y fallece, sólo existen dos opciones disponibles:

  • Ante el fallecimiento del tomador, la compañía aseguradora llevará a cabo la cancelación de la póliza y, en el caso de que el asegurado quiera mantener las coberturas, llevar a cabo la contratación de un nuevo seguro de vida.
  • Proponer al asegurado que pase a ser también el tomador de la póliza, sin llevar a cabo la cancelación y, por tanto, que se haga cargo de las responsabilidades que le pertenecen.

 

¿Qué responsabilidad tiene el tomador de un seguro?

El tomador de un seguro tiene responsabilidades que debe cumplir respecto a la póliza contratada.

En primer lugar, es quien decide el tipo de póliza a contratar, las coberturas y el valor económico que se pagará a los beneficiarios en concepto de indemnización.

Además, también es quien deberá asumir el pago de las primas, designar quién es el asegurado, si no es el mismo, y quiénes serán los beneficiarios.

Es el único que puede solicitar y llevar a cabo cambios en la póliza, declarar el siniestro, solicitar información, recibos o la copia del contrato. Y, por supuesto, es la única persona que puede decidir si renovar o cancelar el seguro llegado el momento del vencimiento.

 

¿Se puede cambiar el tomador de un seguro?

El tomador del seguro sólo puede cambiarse en caso de fallecimiento del mismo o por situaciones excepcionales. Pero su lugar sólo podrá ser ocupado por la persona que ya forma parte de la póliza, es decir, el asegurado.

Si el nuevo tomador no forma parte de la póliza, la compañía aseguradora no aceptará el cambio y, por tanto, se deberá llevar a cabo la cancelación y la apertura de una nueva póliza.

Preguntas relacionadas

  • ¿Cuánto cuesta y cómo se calcula un seguro de vida? LEER MÁS
  • ¿Cuánto tardan en pagar un seguro de vida? LEER MÁS
Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros necesarias para proporcionar nuestros servicios y mejorar y personalizar tu experiencia y seguridad durante la navegación, según se detalla en nuestra Política de cookies.

Personaliza y habilita las cookies seleccionando la opción Configurar.

También puedes deshabilitar todas las cookies opcionales que no afecten al servicio.

Selecciona Aceptar para confirmar que has leído y aceptado la información presentada y podemos activarlas.