¿Qué es un seguro de vida?

Contratar un seguro de vida es contar con una tranquilidad económica futura ante ciertos imprevistos que puedan surgir. Con él se puede cubrir el fallecimiento, a invalidez, enfermedades graves, así como la supervivencia de la persona asegurada. 

 

¿Qué es un seguro de vida? 

Para entender qué es un seguro de vida primero hay que saber en qué consiste. El seguro de vida es un producto que se contrata con una compañía aseguradora en la que se establecen unas coberturas que pueden cubrir la muerte, la invalidez, enfermedades graves o la supervivencia de la persona asegurada. 

A la hora de contratar la póliza se establecen unas cantidades económicas a percibir en caso de que se produzca un riesgo asociado a alguna de las coberturas contratadas (un fallecimiento, un cáncer, una invalidez…), llegado el caso, por parte del propio asegurado o, en caso de fallecimiento, por los beneficiarios. Y se establecen unas primas periódicas que el interesado debe sufragar a lo largo de la vida del contrato. Éstas pueden ser mensuales, trimestrales, semestrales, anuales o incluso abonarse en una prima única.  

¿Qué cubre un seguro de vida? 

Es importante saber con exactitud para qué sirve un seguro de vida. Y éste tiene la función principal de garantizar la estabilidad económica del Asegurado y la de su familia mediante una compensación económica, pactada previamente en la contratación de la póliza, en el caso de que se sucedan algunas de las situaciones previstas en la póliza. 

Éstas suelen ser: 

  • Fallecimiento de la persona asegurada. En el caso de Aegon proveemos de un adelanto de capital de hasta 3.000€ para el pago del impuesto sobre sucesiones y donaciones (ISD) o para gastos de sepelio. También se ofrece asesoramiento legal, atención psicológica, entre otros.  

 

  • Invalidez permanente absoluta. Debidamente declarada por la Seguridad Social y que deje al asegurado en una situación física irreversible que impida cualquier tipo de actividad profesional, y que haya sido provocada por un accidente o enfermedad independiente a su voluntad.  

 

Pese a que éstas suelen ser las principales coberturas, algunos seguros de vida, como los que ofrecemos en Aegon, tienen coberturas opcionales con las que se puede asegurar también el fallecimiento por accidente, cáncer femenino, cáncer masculino… 

 

Tipos de seguros de vida 

El seguro de vida no es obligatorio y, por tanto, su contratación depende de la libre decisión del tomador. Pero, aunque no sea obligatorio, sí es muy recomendable, ya que garantiza que el futuro del asegurado, y el de sus familiares, en caso de que sucedan algunas de las situaciones previstas, sea económicamente mucho más estable y tranquilo.  

Precisamente por ello existen diferentes tipos de seguros de vida que ofrecen las coberturas que cada cual quiera asegurar.  

 

  • Seguros de vida riesgo 

Este tipo de seguros de vida dan cobertura al asegurado en caso de fallecimiento o invalidez según se indique en el contrato del seguro. Y consisten en el pago de una prestación, por la cantidad pactada, al propio asegurado o, en su defecto, a sus beneficiarios.  

Dentro de este tipo de seguros se aúnan dos modalidades diferentes: 

  • Los seguros temporales, que tienen una validez y renovación anual. 
  • Los seguros de vida entera, que cubren al asegurado hasta que éste fallece. 

 

  • Seguros de vida ahorro 

Orientados al ahorro de cara a la jubilación o a poder contar con un capital extra llegado el vencimiento. Los más comunes suelen ser los Planes de Previsión Asegurados (PPA), los seguros Individuales de ahorro a largo plazo, los planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS) o las rentas vitalicias.  

 

  • Seguros mixtos 

Por último, existen los seguros mixtos. Que engloban en una misma póliza un seguro de riesgo y un seguro de ahorro.  

 

¿Quiénes son los beneficiarios de un seguro de vida? 

 

En el momento de la contratación de un seguro de vida, el tomador puede designar a sus beneficiarios. Éstos pueden ser cualquier persona, sin tener que pertenecer al núcleo familiar e independientemente de quiénes sean los herederos legales. Además, la indemnización de un seguro de vida queda fuera de la masa hereditaria, por lo que no se tendrá en cuenta en concepto, por ejemplo, del cálculo de la legitima.  

Pero si no hay beneficiarios designados, los herederos legales serán quienes perciban las indemnizaciones contratadas.  

 

Otras preguntas frecuentes de los seguros de vida 

Dada la importancia de poder contar con un seguro de vida, es necesario resolver todas las dudas al respecto. Las más frecuentes suelen ser: 

 

Precio de un seguro de vida 

El precio de un seguro de vida dependerá de muchos factores. Principalmente de las coberturas que se contraten, el tipo de seguro escogido, la edad, el estado de salud del Asegurado y la cantidad económica que se quiera contratar. 

   

Cuanto seguros de vida puedo tener 

La vida no es cuantificable y, por tanto, cada persona puede contratar tantos seguros de vida como quiera y por las cantidades económicas que considere oportunas. 

 

Qué seguro de vida es mejor 

El mejor seguro de vida es aquel que cubra todas las necesidades que el tomador quiera garantizar. Pero, ante ello, es imprescindible que se contrate con una aseguradora de confianza y con experiencia, que facilite los trámites pertinentes y ofrezca las máximas prestaciones llegado el momento de ser necesario.  

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos, de personalización y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas).

Consulta nuestra Política de cookies para más información.

Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar todas" o configurarlas clicando "Configurar Cookies". Después de aceptar no volveremos a mostrar este mensaje.