¿Puedo desgravar un seguro médico en la declaración de la renta?

Es posible desgravar el seguro médico en la declaración de la renta siempre y cuando quien lo haga cumpla con una serie de situaciones específicas que están contempladas por la Agencia Tributaria. A continuación, te lo explicamos todo en detalle. 

 

¿En qué situaciones puedo desgravarme el seguro médico? 

Para desgravar un seguro médico hay que cumplir con uno de los siguientes requisitos: 

  • Ser autónomo 
  • Ser empresa y contratar una seguro colectivo para todos los empleados 

En el resto de situaciones no está contemplado por la Agencia Tributaria la posibilidad de poder desgravarlo. 

¿Cuánto desgrava el seguro médico? 

En función de la situación en la que nos encontremos, la desgravación será una u otra. 

En el caso de ser autónomos, para desgravar el seguro de salud hay que declararlo como gasto deducible. La cantidad máxima es de 500 euros por cada uno de los miembros de la familia, incluyendo cónyuge e hijos menores de 25 años que residan en el domicilio familiar.  

Pero, para poder hacerlo, el autónomo debe pertenecer al régimen de estimación directa y utilizar el modelo 130 o un modelo único 

En el caso de ser trabajador por cuenta ajena y que el empresario lo haya incluido en la póliza colectiva, el seguro de salud no se considera como rendimiento del trabajo por lo que tanto la persona, como el cónyuge como los hijos menores de 25 años que vivan en el domicilio familiar están exentos de tributarlo. La cantidad máxima es de 500 euros y el resto que lo supere se contemplaría como rendimiento en especie. Lo que conlleva a un gran ahorro. 

Los beneficios fiscales para las empresas que contratan una póliza de salud colectiva para sus empleados son muchos.  

El pago de la prima a todos los trabajadores supone un gasto deducible para la sociedad al 100% a los efectos de su tributación en el Impuesto sobre Sociedades 

 

Errores a evitar en la Declaración de la Renta 

Antes de dar por válida tu declaración de la renta, asegúrate de verificar que no has cometido errores que puedan ser problemáticos posteriormente. Como, por ejemplo, introducir mal las referencias catastrales, los datos personales, las cuotas sindicales, el resto de seguros que quieras desgravar, no incluir segundas residencias, no reflejar un cambio de domicilio, deducciones autonómicas… Revisar bien el borrados para evitar errores es imprescindible.  

 

Otros seguros deducibles en la Declaración de la Renta 

Recuerda que, además de poder desgravar el seguro de salud en la declaración de la renta si cumples con los requisitos que te hemos explicado, también puedes incluir los siguientes: 

  • Seguros vinculados a una hipoteca formalizada con anterioridad al 1 de enero de 2013.  

Ya sean seguros de hogar, seguros de vida en los que el beneficiario sea la entidad bancaria, seguro de protección de pagos que cubra una parte o la totalidad de la cuota de la hipoteca, seguros asociados con inmuebles arrendados, como el de impago del alquiler, de responsabilidad civil…  

  • Seguros para autónomos que estén vinculados 100% a la actividad, como el seguro de vehículos, de accidente, de robo, de protección de mercancías, contra incendios…  

5 preguntas relacionadas

  • Continente y contenido en un seguro de hogar LEER MÁS
  • Lista de enfermedades para incapacidad permanente LEER MÁS
  • ¿Cubre el seguro médico privado al bebé recién nacido? LEER MÁS

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos, de personalización y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas).

Consulta nuestra Política de cookies para más información.

Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar todas" o configurarlas clicando "Configurar Cookies". Después de aceptar no volveremos a mostrar este mensaje.