Atrás

Nota verano salud

21 de junio, inicio del verano

¿Cómo asegurar un verano "tranquilo"?

21/06/2019

Invertir nuestro tiempo de ocio en viajar se ha convertido en algo común en nuestra sociedad, a lo que muchos llamarían el `síndrome de wanderlust"  o el deseo ferviente de explorar el mundo. Sin embargo, unas vacaciones fuera de nuestra rutina pueden acarrear, en ocasiones, imprevistos que dificultan que disfrutemos al máximo de unos días de relax. Según la Encuesta de Turismo de Residentes realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2018 los españoles realizaron 197,5 millones de viajes, un 90% a destinos nacionales y cerca de un 10% al extranjero y la mayoría de ellos por motivos de ocio, vacaciones o visitas a familiares.

Con motivo del comienzo de la temporada estival, desde Aegon hemos elaborado un documento con las coberturas imprescindibles para disfrutar de un verano sin imprevistos.

 

  1. Seguro de salud

Viajar, tanto a destinos nacionales como internacionales, implica un cambio en la rutina que, muchas veces, puede afectar a la salud. Comidas, salidas, excursiones, imprevistos¿ Cuando estamos de vacaciones y queremos disfrutar sin preocupaciones, un seguro de salud que nos cubra en situaciones inesperadas nos aporta tranquilidad y seguridad a la hora de viajar.

En ocasiones, estas coberturas se encuentran incluidas en nuestra póliza de salud aunque no seamos conscientes de ello. Es el caso, por ejemplo, de la cobertura de seguros de asistencia en viaje, que facilita el transporte en caso de accidente, se hace cargo de los gastos médicos en situaciones en las que se requiera intervención y hospitalización en el extranjero, así como el envío de documentos o la búsqueda de equipajes perdidos durante los trayectos. De esta manera, teniendo contratado nuestro seguro de salud nos encontramos protegidos frente a los imprevistos que pueden surgir durante toda la estancia.

 

  1. Seguro de vida

Viajar tranquilo y sin preocupaciones es viajar disfrutando. Por eso, cada vez que planeamos una escapada familiar organizamos todo hasta el más mínimo detalle: transporte, hoteles, maleta. ¿Por qué no también asegurarnos de tener actualizado nuestro seguro de vida?

Un accidente puede cambiar la vida de una familia por completo y durante un viaje, los imprevistos están a la vuelta de la esquina. Un tropezón mientras se hace una ruta de senderismo, un accidente con el coche de alquiler e incluso cuando no vas como conductor pueden aguar unas vacaciones innecesariamente. La seguridad de saber que tanto tú como tu familia estáis protegidos frente a cualquier problema es el soplo de aire fresco que todos necesitamos para desconectar en vacaciones.

Por eso, desde Aegon recomiendan contar con un seguro de vida que evite dolores de cabeza frente a los imprevistos de las vacaciones. Las pólizas básicas incluyen desde fallecimiento e invalidez por accidente hasta la incapacidad laboral temporal o permanente, ofreciendo a tus familiares una indemnización para que puedan seguir con su vida de la mejor manera posible. Asimismo, para garantizar la tranquilidad de la familia, también ofrecen asistencia legal o atención psicológica en caso de que sea necesaria.

 

  1. Seguro de hogar

Nuestra casa queda desprotegida cuando nos vamos de viaje. Con el auge de las redes sociales y compartir nuestra localización y viajes, cada vez es más común que se produzcan robos en temporada estival, pues tendemos a publicar dónde nos encontramos y cuánto tiempo nos vamos. Esta situación pone en bandeja nuestra casa y con una póliza de hogar podemos viajar tranquilos sabiendo que pase lo que pase, estamos cubiertos.

Algunos seguros de hogar también corren con los gastos en caso de que te roben en plena calle, tu mascota destroce los muebles de tu casa mientras estás fuera o pierdas las llaves de casa. Además, si mientras estás fuera se produce un apagón o un cortocircuito y pierdes los alimentos refrigerados, la aseguradora cubrirá los gastos de todo lo que se haya estropeado.

 

  1. Coberturas de viaje temporales

Si vas a viajar y estás pensando en contratar un seguro de viaje, también se ofrecen coberturas específicas según las necesidades del asegurado, la duración o el tipo de actividad que vaya a realizar. Existen, por ejemplo, seguros de cancelación en caso de que no puedas realizar el viaje, por lo que te devolverán el importa completo. Para viajes cortos, puedes contratar una cobertura de viaje temporal, que das de baja al regresar a tu hogar y que incluye, entre otras opciones, el robo o deterioro del equipaje, indemnización en caso de retraso o cancelación del vuelo e incluso el retorno anticipado del asegurado en caso de fallecimiento u hospitalización de un familiar.

 

  1. Otros seguros

Además de contar con los seguros imprescindibles que mencionamos en este documento, existen otras pólizas con las que quizás no habías contado y que podrían resolverte algún que otro problema cuando te encuentras con imprevistos fuera de casa. Para permanecer siempre conectado, el seguro de móvil puede ofrecerte la tranquilidad de que frente a cualquier caída, robo o pérdida, podrás obtener un sustituto y no te sentirás desconectado.

Por otro lado, aunque cuando viajamos es recomendable llevar algo de efectivo, cada día realizamos más pagos con nuestra tarjeta. Es por ello que cada vez se contratan más seguros de tarjetas de crédito que contienen coberturas desconocidas para muchos. Desde retrasos o cancelaciones de los vuelos, pérdida, robo o extravío tanto de la tarjeta como del equipaje que lleves, gastos médicos básicos e incluso las consecuencias de algunos accidentes.

Finalmente, existen seguros de viaje según la actividad que vayas a realizar. Si, por ejemplo, practicarás un deporte de riesgo, puedes contratar un seguro deportivo que cubren tanto el viaje como los gastos provenientes de un accidente, el rescate, la intervención si fuera necesaria e incluso la rehabilitación posterior.